alimentación

Guía de alimentación

Recomendaciones para la alimentación de tu perro.

Casi tan importante como la calidad del pienso es la manera en que se lo damos a nuestro perro.

¡Para nosotros lo más importante es la salud de los perros y vuestro bienestar!

Aquí tienes unas recomendaciones para alimentar a tu mascota de la manera correcta.


Transición entre piensos.

Cuando realizamos un cambio en la alimentación de un perro, éste debe ser suave y gradual.
Si cambiamos el pienso bruscamente existe una alta probabilidad de provocar diarrea en nuestro perro, incluso cuando el nuevo pienso sea de mayor calidad.

Cuando recibas tu pienso diplo* te recomendamos dárselo a tu mascota de la siguiente forma:

• Del día 1 al 4: mezclar una cuarta parte de pienso diplo* con tres partes de la dieta anterior.
• Del 4 al 7: mezclar la mitad de pienso diplo* con otra mitad de la dieta anterior.
• Del día 7 al 9: mezclar tres partes de pienso diplo* con una cuarta parte de la dieta antigua.
• Día 10: alimentar con el nuevo pienso.

Es normal que tu perro asimile el alimento de forma diferente durante un tiempo.


Agua fresca.

Cuando des de comer a tu perro, coloca siempre al lado del comedero un recipiente con agua limpia al lado, ya que al ser la comida seca será necesaria para su ingesta.

Además recuerda:

• Siempre debe disponer de agua limpia y fresca.
• En verano, hay que cambiarla varias veces al día.
• Tu mascota puede beber la cantidad de agua que quiera. No es bueno restringírsela.
• Evita que ingiera agua que no sea potable (mar, charcos, agua estancada...).


Cachorros.

Los cachorros son muy especiales, por eso hemos realizado una Guía de alimentación para cachorros


Cantidad diaria.

Depende de muchas variables: la calidad del pienso, la edad, el peso, el nivel de actividad…

Te recomendamos que sigas las indicaciones de peso que recibirás en diplo* o consultes a un veterinario.

Cada perro es único y tú eres la persona que mejor conoce a tu mascota y por tanto sus hábitos, manera de comer, etc.

Por supuesto, cuando tu mascota esté enferma, sigue siempre los patrones de alimentación que te indique tu veterinario.